uruguay natural

Publicidad

SÁBADO 22 DE JUNIO - INAUGURACIÓN de "LOS VUELOS DEL VIENTO" - Homenaje a "OCHA" ASUAGA

VIDEO "LOS VUELOS DEL VIENTO" Y HOMENAJE A "OCHA" ASUAGA

VIDEO SOBRE LAS OBRAS DE DINO BARROCAS EN LA FLORESTA

ENTREVISTA A SUSSY ASUAGA Y CARLOS ABIN - DESDE LA COSTA TV

ENTREVISTA A DINO BARROCAS - DESDE LA COSTA TV

El sábado 22 de junio, próximo al mediodía se llevó a cabo el acto de inauguración de la escultura de Dino Barrocas situada en la Rambla Dr Miguel Perea de La Floresta, donada a la Liga de Fomento del balneario por su autor quien, además, la concibió y ejecutó en homenaje a su amigo Luis Oscar “Ocha” Asuaga.

Un público entusiasta participó del evento, destacándose la presencia de la esposa, hijas y nietos de “Ocha”, así como un buen número de familiares y amigos, vecinos del Balneario, varios integrantes del Consejo Municipal, la alcaldesa suplente Ivonne Lorenzo y autoridades de la Liga.

Se hizo presente el Dr Marcos Carámbula, titular de la Comuna Canaria, acompañado de los Directores de Cultura e Higiene Ambiental.

El Dr Carlos Abin, presidente de la Liga de Fomento pronunció un breve discurso haciendo referencia a la escultura y su entorno; a continuación, el Intendente de Canelones hizo uso de la palabra, destacando las características peculiares de La Floresta, el empuje y creatividad de sus pobladores y su aspiración de desarrollar algunos interesantes proyectos, como la iluminación y conservación de las esculturas, el acondicionamiento de las plazas y el embellecimiento de la rambla.

A un lado de la escultura una placa conteniendo un texto escrito por don Claude Sirois, gran amigo del escultor, aguardaba se descubierta, como culminación del acto, oculta bajo un poncho de lana multicolor tejido para Ocha por su esposa muchos años ha. En un momento de particular emoción, el poncho fue retirado por las manos de la esposa e hijos del homenajeado, junto al Intendente y al Presidente de la Liga de Fomento, y el texto leído por una de sus hijas, visiblemente conmovida.

Palabras del Presidente de la Liga de Fomento de La Floresta, Dr. Carlos Abin,en el acto de inauguración de la escultura “Los Vuelos Del Viento” de Dino Barrocas en homenaje a "Ocha " Asuaga:

Buenos días a todos, ¡Bienvenidos! Les agradecemos de corazón vuestro apoyo y vuestra presencia en esta mañana fría pero soleada en que inauguraremos la escultura "Los Vuelos Del Viento” de Dino Barrocas.

Hace unos pocos meses atrás, este punto tan especial de nuestra rambla y nuestra costa quedó de pronto vacío. La boya que lo presidió durante tanto tiempo, arruinada por el óxido y el salitre debió ser retirada. Teníamos que llenar ese vacío y empezamos a acariciar la idea de hacerlo con una escultura. El verano pasado, cuando llegó Dino de visita a La Floresta, el proyecto comenzó a concretarse. Queríamos naturalmente algo bello, de presencia y proporciones importantes, y que al mismo tiempo ofreciera poca resistencia a los vientos para asegurar de este modo su permanencia y facilitar su conservación.

Dino concibió esta escultura y rápidamente le dio forma. El espacio que había quedado vacío, de pronto se transformó por obra del talento y la generosidad del artista.

El urbanista español mundialmente reconocido, Javier de Mesones ha dicho:

“Dino Barrocas forja en su fragua “BELLEZA” para crear espacios urbanos en los que los hombres vivan alrededor de  su obra y gocen de la vida a su sombra. Y se enamoren, mirando a ese río, que pone al fondo un horizonte azul de plata -y que más parece mar que río- mientras aman, juegan y sueñan en otros mundos y en otros tiempos futuros y pasados.

“Dino Barrocas ha sabido trincar al suelo de La Floresta una red invisible que lleva en sí todo el viento, con todas sus aves; aves que vuelan constantemente, aleteando en sus piruetas y escribiendo en el cielo la historia de su ciudad, de sus trabajos, sus penas y sus amores.”

Y yo les digo que estamos ante una obra extraordinaria. Esta escultura que involucra a la vez nuestra vista, nuestro oído, la percepción del aire en movimiento, “el vuelo de los vientos”, los colores del cielo, la paleta sangrante de los atardeceres rojos, anaranjados, de amarillos intensos y pinceladas violentas; la paleta agrisada de los días de cielos bajos y nubes morosas, que más tarde se ahogan en sombras y oscuridades si llega la tormenta; la paleta de matices de pastel que se derrama en el firmamento en los atardeceres sobrios, o que nace desde el mar cuando todavía no ha asomado el sol, ese sol que esplende y gobierna y preside el cielo más azul que existe, en nuestros días de aire limpio en que la bóveda nos rodea como un esmalte glorioso.

Todos esos colores, todos esos horizontes cambiantes, todos esos telones de fondo de variedad infinita se incorporan con naturalidad a esta escultura que, entonces, siendo siempre igual a si misma cambia y se renueva con cada hora, con cada alteración de la luz, con cada avatar del clima. Y también se mueve y cambia con el viento, y a él –brisa o huracán, que ambos la visitan-, se agrega el rumor apacible del mar en su tiempo de mansedumbre, o los golpes feroces de las olas más salvajes cuando la tempestad barre la costa.

Esta escultura hace suyos entonces el paisaje y los sonidos que nos rodean, genera un espacio de goce en torno suyo, da lugar a una experiencia estética que nos abraza y se consuma como una exasperación del arte si nos detenemos a contemplarla, si nos dejamos estar aquí junto a ella, si la dejamos ser y aprendemos a ser con ella. Auguro que con el tiempo “Los Vuelos Del Viento” será un elemento emblemático de La Floresta, asociado al nombre del balneario para siempre.

Luis Oscar Asuaga, “Ocha” presidente de la Liga varias veces, gestor y presidente de las bienales, presente en La Floresta físicamente con sus obras y con las esculturas de sus amigos que vinieron, las ejecutaron y las dejaron de regalo para nosotros, para La Floresta. Presente a través de su familia y sobre todo en el terreno de lo intangible, en la amistad, en el recuerdo emocionado, en la dimensión de su cariño por el balneario y su gente, en la importancia de sus aportes, en la memoria de sus andares y sus iniciativas, junto a sus grandes amigos Oscar Jaurena y Carlos Chaparro.

Esta escultura, que Dino nos regaló y que es un acto de amor al balneario es, por expresa voluntad de su autor, antes que nada, un homenaje a Ocha. Así la recibimos, así la sentimos, así nos comprometemos a cuidarla y conservarla.

 

Compartir esta página

 
Diseño web + gráfico | rupixel