uruguay natural

 
 
 

Publicidad

Bienvenido a La Floresta!

¡Bienvenida! ¡Bienvenido! Estás en tu casa, y al explorar este sitio podrás conocer uno de los lugares privilegiados de la Costa de Oro uruguaya, el Balneario La Floresta y en él, apreciar la belleza de la naturaleza, la cordialidad de sus habitantes y vecinos, el esplendor de las mañanas, la ligereza del aire y la serenidad de sus tardes, la incomparable policromía de las salidas y puestas del sol, la provocación irresistible de su mar y sus playas. Acepta esta invitación, vale la pena.

MTB La Floresta

Creado en 30-11-2015

MTB La Floresta

El sábado 14 de noviembre se llevó a cabo en La Floresta y las zonas aledañas la primera edición de la MTB – competencia de Mountain Bike, “una fiesta a todo pedal”, que propuso dos circuitos, el “promocional” de 30 kilómetros de longitud, y el “extremo”, con una extensión total de 41 kilómetros.

Liga de Fomento de La FlorestaPartiendo de la rambla Dr. Miguel Perea, los ciclistas se dirigieron hacia el norte, tomando la ruta 35 en dirección a Soca. El trayecto previsto se desplegaba en un amplio arco, recorriendo caminos vecinales, tramos agrestes y de circulación más difícil, en especial a partir de la zona de la Estación La Floresta, para discurrir luego por la región norte de los balnearios vecinos: Costa Azul, Bello Horizonte, Guazuvirá y San Luis e incluyendo en la travesía una parte del municipio de Soca.
Un gran esfuerzo de programación y organización en el que participaron varios integrantes –entre los más jóvenes- de la Comisión Directiva de la Liga, se fue desarrollando en los meses previos, con el aporte técnico de Toros, una empresa especializada y con gran experiencia en este tipo de competiciones. La jornada previa, el viernes 13, todo hacía suponer que el clima nos jugaría una mala pasada. Fue un día triste, gris, con lluvias abundantes y fuertes vientos.  Pero ya desde el amanecer, el sábado se presentó sonriente, con un sol pleno y espléndido, una temperatura bastante elevada, más acorde con la estación que la de la víspera. Y como no queriendo la cosa la fiesta fue tomando cuerpo a medida que avanzaba la mañana. Comenzaron a llegar los ciclistas con sus bicicletas y sus equipos, muchos de ellos acompañados de familiares y amigos. Las calles del balneario se poblaron de hombres y mujeres, muchachos y chicas que lucían vestimentas deportivas multicolores y, se acercaban a la sala Emilio C. Tacconi donde se había instalado la sede de la organización. Buscaban información o –uruguayos ellos- formaban cola para una inscripción de último momento.

MTB La Floresta  MTB La Floresta      La excitación iba creciendo en el balneario a medida que más y más vehículos, más y más competidores llegaban. Muchos de ellos forman “barras”, grupos de amigos que, aficionados a este deporte, acostumbran a practicarlo en grupo, fomentando fuertes relaciones de amistad, cooperación y camaradería. Se acercaba la hora de la largada. Cecilia capitaneaba el grupo que tomaba inscripciones y dirigía la logística desde la sala Tacconi; Fernando y Boris recorrían los circuitos para verificar que todo estuviera en orden y no se presentaran inconvenientes de último momento; Eduardo, a bordo del jeep destartalado pero animoso que conducía el gaucho Castro, buen conocedor de los andurriales más recónditos, tomaba posición en algún punto del trayecto, atentos a cualquier evento que pudiera requerir una labor de auxilio a algún competidor y, de paso, enarbolaba la cámara fotográfica para registrar los detalles del evento. En las proximidades de la largada, Gerardo desenrollaba la bandera a cuadros y ensayaba el gesto de largada. Dani, a su vez, nos asombraba con los drones que sobrevolaban la zona filmando y tomando fotografías. Ya el calor de las primeras horas de la tarde se hacía sentir cuando un abigarrado y colorido grupo de más de 300 corredores respondió como un solo hombre a la bajada de bandera y partió, raudo, en pos de la ruta.

Largada  Largada

Una hora y media más tarde –aproximadamente- comenzaban a llegar los corredores más aguerridos, los triunfadores de las distintas categoría y tras ellos, en grupos compactos a veces, en largas cadenas o en la modalidad de “navegantes solitarios”, los participantes fueron llegando a la meta, donde el agua y las frutas frescas los aguardaban como primera recompensa para el esfuerzo desplegado.

Rostros sudorosos, encarnados, sonreían bajo los cascos aerodinámicos y daban testimonio de la alegría que los embargaba. Hidratación  y mesa de frutasMás allá de los resultados, más allá de los honores a los vencedores que fueron subiendo al podio para recibir los aplausos del público, las medallas y las copas, era visible que todos compartían, como señaló el presidente de la Liga, un premio común: “la recompensa es el camino” dijo Carlos citando al Maestro Tabárez, “y en este caso, es claro y transparente, porque en el camino estaba el desafío, y al término del camino está la satisfacción íntima de la travesía, el placer de vencer los obstáculos, la energía consumida, la belleza de los lugares agrestes, el saludo de la gente al paso de cada uno”.
Luego de la entrega de premios, que tuvo lugar en la Plaza de la Liga un brindis de confraternidad reunió a competidores y autoridades sobre el estrado, que, enseguida, quedaría bajo la responsabilidad de una banda de rock encargada de cerrar la jornada y redondear la fiesta.
Fue, como decíamos al comienzo, la primera edición. Nos hemos prometido a nosotros mismos que muchas competencias similares seguirán a esta en el futuro. La Mountain Bike de La Floresta, así lo queremos, así lo esperamos, comienza ya a ser otro evento de alcance y repercusión populares, que se sumará a la Noche Blanca, a la 7k, a los desfiles de cachilas y las Ludotecas, incorporándose a la tradición del balneario y haciendo parte de su identidad.

Palabras del Presidente  Premiación

Premiación  MTB La Floresta

 Brindis con jugo de uva Rosés

 

 

MTB La Floresta

Compartir esta página

 
Diseño web + gráfico | rupixel