uruguay natural

 
 
 

Publicidad

Bienvenido a La Floresta!

¡Bienvenida! ¡Bienvenido! Estás en tu casa, y al explorar este sitio podrás conocer uno de los lugares privilegiados de la Costa de Oro uruguaya, el Balneario La Floresta y en él, apreciar la belleza de la naturaleza, la cordialidad de sus habitantes y vecinos, el esplendor de las mañanas, la ligereza del aire y la serenidad de sus tardes, la incomparable policromía de las salidas y puestas del sol, la provocación irresistible de su mar y sus playas. Acepta esta invitación, vale la pena.

La plaza “Liga de fomento de La Floresta”

Creado en 15-09-2015

Plaza de la Liga Muchos vecinos ignoran que la plaza situada en la esquina de las avenidas Treinta y Tres Orientales y Argentina es propiedad de la Liga de Fomento. Se trata de una superficie que le pertenece y que forma parte del predio que hace cincuenta años recibió en donación del Concejo Departamental de Canelones, la administración departamental de aquel entonces, de estructura colegiada, que recién a partir de la aprobación de la Reforma Constitucional plebiscitada en 1966, que entrara en vigor en 1967 adquirió formato unipersonal con la aparición de la figura del Intendente Municipal.
Con el paso de los años la Liga fue edificando una importante infraestructura edilicia. Al chalet situado al frente, en la conjunción de la Rambla Dr. Miguel Perea y la Avenida Treinta y Tres Orientales se agregaron luego las construcciones más recientes que se desarrollan a lo largo de esta última.
El chalet mencionado es el edificio más antiguo. Sus instalaciones se comparten entre la Liga y el MSP. La Liga de Fomento tiene instalada allí la biblioteca “Juana de América” y el Taller Literario y también desde ese local se prestan otros servicios gratuitos a la comunidad, como los de conexión a Internet y uso de computadoras (Centro CASI) y los cursos que se dictan por convenio con la Comuna Canaria. La parte restante del chalet ha sido cedida en préstamo gratuito al MSP y allí funciona desde hace treinta y cinco años la Policlínica de la zona.

Avanzando por la Avenida Treinta y Tres Orientales hacia el centro del balneario, existen tres importantes edificaciones. La primera de ellas es utilizada por el Club Vivir, que goza de una concesión gratuita de uso otorgada por la Liga; la siguiente es la sala Emilio C. Tacconi, destinada a actividades culturales y sociales promovidas por la institución (conciertos, presentación de libros, exposiciones de artes plásticas, exhibición de películas, conferencias etc.), donde también se dictan algunos cursos, para los que ya resultan insuficiente la sede de la biblioteca. Desde el 1° de octubre es, de manera provisoria, también la sede oficial de la Liga dado que el local siguiente —donde funcionaba hasta hace unos pocos días— ha sido cedido en arriendo a UTE que necesitaba trasladar temporalmente su Oficina Comercial a otro emplazamiento mientras lleva a cabo una importante reforma en su local de la Avenida Argentina, casi contiguo a los predios que estamos describiendo.


Al servicio de la gente

Quedó sin edificar la esquina que mencionábamos al comienzo, donde se asienta la Plaza que, por una decisión de la Liga renovada a lo largo de los años, se ha librado al uso público. En ella se construyó una pérgola, un escenario con iluminación artificial y conexión eléctrica para el desarrollo al aire libre de eventos musicales, teatrales y de índole diversa,  se instalaron hamacas y toboganes para el disfrute de los más pequeños, así como bancos de madera para el descanso de los paseantes.

 

Reparación y puesta a punto

Pérgola, juegos y bancos que se han ido deteriorando por el transcurso del tiempo y, lamentablemente, también la acción de los vándalos y cuya reparación y puesta a punto hemos emprendido en estos días con el fin de, en pocas semanas más, poder ofrecer a la comunidad, a los vecinos, visitantes y turistas nuestra plaza, remozada y siempre abierta.
Los trabajos de reconstrucción y reparación han sido confiados al señor Daniel Castro, un vecino del balneario “de toda la vida”, muy reconocido por la calidad y la estética de las obras que, fundamentalmente trabajando sobre madera, ha realizado en el balneario y que se pueden apreciar en numerosos chalets, cabañas y jardines de La Floresta. El reacondicionamiento eléctrico, a su vez, ha sido cometido al señor Álvaro Rodríguez, técnico de dilatada trayectoria en el balneario, también reconocido por la seriedad y calidad de su trabajo.



Las fotografías que ilustran esta reseña dan cuenta del “antes y después” de esta operación, que está en plena fase ejecutoria y cuyos frutos pueden observarse en las hamacas ya reparadas, remozadas y “pintadas a nuevo”.

 

Plaza de la Liga

Compartir esta página

 
Diseño web + gráfico | rupixel