uruguay natural

 
 
 

Publicidad

Bienvenido a La Floresta!

¡Bienvenida! ¡Bienvenido! Estás en tu casa, y al explorar este sitio podrás conocer uno de los lugares privilegiados de la Costa de Oro uruguaya, el Balneario La Floresta y en él, apreciar la belleza de la naturaleza, la cordialidad de sus habitantes y vecinos, el esplendor de las mañanas, la ligereza del aire y la serenidad de sus tardes, la incomparable policromía de las salidas y puestas del sol, la provocación irresistible de su mar y sus playas. Acepta esta invitación, vale la pena.

La NOCHE BLANCA de La Floresta conquista París

Creado en 15-11-2015

Invitadas por la organización de la Nuite Blanche de París, probablemente la Noche Blanca pionera en Europa y una de las más reconocidas, Claudia Calace y Marta Maqueira viajaron a París para participar del evento, que tuvo lugar en la primera semana del corriente mes de octubre. Haciendo el “aguante” local, quedó en el pago la tercera mosquetera, Sussy Asuaga.

La Noche Blanca de La Floresta cruzó el océano y compareció en uno de los mayores y más importantes escenarios mundiales. Las integrantes del grupo Trincaluna, sin duda embajadoras de nuestra Liga, de La Floresta y de su movida cultural, presentaron en la “Ciudad Luz” una instalación realizada en colaboración con la facultad de Arquitectura de la UDELAR.

Noche Blanca en Paris

La magnitud del acontecimiento, el hecho de que nuestro balneario y sus actividades hayan llegado tan lejos y tan alto, dio pie para una interesantísima charla con Marta y Claudia, de la que transcribimos las partes principales:

 

Cuéntenme cómo fue la historia de esa invitación. Quién la formuló, que razones se invocaron para invitarlas a participar de la Nuite Blanche.

La instalación realizada en una entrada del Metro de París

 

—La invitación vino a través de la Red Latinoamericana de Noches Blancas de la cual somos co-fundadores. En diferentes intercambios con nuestros colegas habíamos manifestado el interés en participar (un sueño casi inalcanzable) así que las energías se cruzaron y un buen día llegó la carta de invitación de París.

La organización de la Nuite Blanche les asignó un lugar para hacer la instalación que ustedes proyectaban exponer al público parisino…

—En principio nos habían otorgado una zona para la intervención en la cercanías a la estación de Trenes Gare du Nord, pero nosotras ya habíamos visto la entrada al subte Louis Blanc y la hermosa escultura realizada por el arquitecto Guimard, asi que solicitamos el cambio y enseguida se contactaron con la RATP (Régie Autonome des Transports Parisiens) para que nos autorizara la intervención.
Noche Blanca   Noche Blanca en Paris

En La Sorbonne, presentando el proyecto                  En el lugar asignado, con el embajador y su esposa

 

Y buscaron y celebraron un acuerdo con la Facultad de Arquitectura para diseñar y ejecutar la instalación con participación de un grupo de estudiantes y docentes de esa casa de estudios. Cuéntenme un poco cómo fue esta otra historia, que parece algo a la vez tan osado y tan sensato…

—Llegamos a la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República a invitarlos a participar una vez más de la Noche Blanca La Floresta y el día antes de la reunión nos llega la invitación de Paris, por lo tanto una propuesta se sumó a la otra y el resto de la historia  se transformó en nubes de lana merino, trabajada y realizada por 200 estudiantes de las carreras de Arquitectura, Diseño y comunicación y Diseño industrial, coordinado por 35 docentes y los colectivos Noche Blanca y Urban Knitting. Trabajamos sobre el leitmotiv de esta edición que era: Cambio Climático y Convivencia. El proceso de creación fue una experiencia riquísima, desde las primeras maquetas hasta unificar esfuerzos en el proyecto elegido y todos trabajar con la misma energía, respeto y  profesionalidad. Los tiempos eran acotados, en un mes había que definir el proyecto, crearlo, obtener la materia prima, cumplir con los requisitos de la Organización y coordinar el envío del proyecto. Todos cumplimos con nuestros roles y logramos concretar el proyecto NUAGE BLANC (“nube blanca”).
 
¿Cómo vieron la Nuite Blanche? Háblenme un poco de su organización, de su extensión, sus propuestas, de cómo reacciona y participa el público, cómo se financia el evento...

—La organización de la Nuit Blanche está a cargo del Mairie de Paris (como el Municipio de la Ciudad) por lo tanto  la financiación tiene otra flexibilidad; hay una Misión especial para  Nuit Blanche que trabaja durante todo el año para este evento y va rotando anualmente el director artístico. Se marcan diferentes recorridos dentro de la ciudad, este año se destacaban las actividades al oeste de Paris. Se trata de salir del centro y llevar el arte a otras zonas. La mayoría de los eventos se desarrollan desde las 19 pm hasta las 7 am. El público es masivo, se calcula que un millón de personas participa de este esperado evento cultural. Las propuestas son muy variadas, el arte contemporáneo parece ser el fuerte, pero nos encontramos con música, pintura, y performances.

¿Qué tipo de público es el que participa? ¿cómo actúa, cómo se comporta? ¿se trata de una gran fiesta popular como ocurre en La Floresta, o es algo más formal, menos librado a la imaginación o la creatividad de la gente?

— La planificación de las propuestas tiene un seguimiento importante por parte de la Misión Nuit Blanche, no solo se toma en cuenta la parte artística sino el tema de seguridad y logística necesarias para llevarla a cabo. El público es muy respetuoso y participativo. En nuestra intervención pudimos confirmarlo, durante el montaje la gente tocaba la lana, consultaba acerca de qué trataba el proyecto, de dónde veníamos... y muchas personas comenzaban a escribir las respuestas en algunas de las 350 tarjetas que colgaban de la escultura y que contenían preguntas como por ejemplo: ¿quién te besó bajo la lluvia? o ¿qué te gusta comer cuando llueve? Llevar el evento a otras zonas fuera del centro de Paris contribuye a que sea más popular.
Noche Blanca en Paris

 

Claudia y Marta en la NB parisina

 

¿Qué reacciones recogieron con la instalación que realizaron?

 

—Excelentes, inesperadas y muy participativas. La intervención era un desafío a las sensaciones, no solo el impacto visual jugaba en estas nubes, la textura y los sentimientos también hicieron lo suyo esa noche.

 

  ¿La instalación quedó allá o podremos verla en La Floresta el próximo enero en nuestra Noche Blanca?

 

—La instalación ya está en Uruguay. El envío y el regreso de las nubes, luces y tarjetitas fue un desafío adicional.  Para llevarlo a buen término contamos con el apoyo de la Intendencia Municipal de Canelones, el Ministerio de Turismo y Deporte, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Embajada de Uruguay en Francia y la empresa UES. Se está coordinando una muestra itinerante junto con la Facultad de Arquitectura de la Universidad de La República, y por supuesto que será parte de Nuestra Noche Blanca en La Floresta. Cabe destacar que empresas como Lanas Trinidad, Mal Abrigo y Manos del Uruguay donaron varios kilos de lana en diferentes estadios de procesamiento para llevar a cabo este proyecto.

¿Qué perspectivas surgen de este relacionamiento –que percibimos como cordial e intenso con la Nuite Blanche parisina y su entorno? ¿Qué esperan del futuro en esa dirección?

—Las perspectivas son excelentes, desde varios puntos de vista. Desde la organización de la Noche Blanca La Floresta afianzamos lazos de intercambio cultural, aprendimos y experimentamos temas organizativos, culturales y artísticos en el mayor evento cultural de Francia. Desde el punto de vista de la Red Latinoamericana de Noches Blancas, fuimos los pioneros en participar dejando una muy buena imagen frente a la dirección artística ya que además de la belleza de esas nubes uruguayas, cumplimos al pie de la letra con todas las indicaciones de seguridad así como con los informes periódicos tal cual nos fue solicitado. Por otra parte, también fuimos pioneros en llevar adelante y ejecutar un proyecto integral entre Gestores Culturales, colectivo de artistas y la Universidad de la República —en esta oportunidad con la Facultad de Arquitectura. Podría seguir describiendo todo lo que esperamos del futuro luego de esta experiencia y… ¡la lista es larga!

 

Para terminar les voy a pedir un mensaje para los vecinos y amigos que visitan el sitio web de la Liga, donde colgaremos esta entrevista

 

—Primero agradecer a la Liga de Fomento de la Floresta por confiar en nosotros cada año para realizar este maravilloso y masivo encuentro de arte y cultura al alcance de todos y para toda la familia. Agradecer también a los vecinos y amigos por ser parte activa de la Noche Blanca: sin su participación y compromiso no se generaría la magia y la buena convivencia con la que todos disfrutamos esa noche de enero.  No es una frase más, sino que es una realidad: ¡LA NOCHE BLANCA ES DE TODOS!

Noche Blanca en Paris 3   Noche Blanca en Paris

En plena fiesta:  Ha caído la noche y el público, curioso, disfruta esa instalación insólita llegada desde un lejano país del sur...

 

Compartir esta página

 
Diseño web + gráfico | rupixel